fbpx

¿Qué son las cookies y para qué sirven?

Las Cookies son archivos de textos o ficheros de información que nuestro navegador instala en el equipo del usuario cada vez que visitamos una web.

Gracias a las Cookies, podemos:

  1. Almacenar los datos que nos pide un formulario de registro.
  2. Retomar una compra que dejamos a medias en una tienda online, conservando los artículos del carrito.
  3. Conocer el comportamiento de un usuario en nuestra web y sugerir publicidad personalizada.
  4. Establecer ajustes de idioma para futuras visitas a una web.

Este almacenamiento de información se produce de forma anónima, es decir, las cookies generan un número al azar que identificará el equipo de cada usuario. Por lo tanto, nuestro navegador solo almacenará nuestros datos cuando nos autentifiquemos y le demos consentimiento para hacerlo.

Entonces, ¿cuál es el estado actual de la ley?

La Unión Europea dota de mayor protección a los datos de los usuarios y las cookies se distinguen entre:

  1. Cookies necesarias técnicamente:
    Datos al inicio de sesión, cesta de la compra, selección de idioma.
  2. Cookies no necesarias técnicamente:
    Las cookies de seguimiento, segmentación, análisis, de redes sociales, etc.

Las cookies necesarias se pueden instalar sin el consentimiento previo del usuario, a diferencia de las no necesarias, que requieren nuestro consentimiento. En este punto, la UE requiere para las cookies no necesarias de nuestro obligatorio consentimiento para almacenar nuestros datos, mediante una solución opt in.

Opt in son las cookies que no se instalan hasta que estamos de acuerdo con el almacenamiento.
Opt out son las cookies que se instalan desde el principio. El usuario puede modificar más tarde el almacenamiento.

¿Cómo afecta la nueva ley a las cookies?

En 2022 se pronostica el fin de las cookies de terceros con objeto de mejorar la política de privacidad. Para ello, definamos la diferencia entre cookies propias y de terceros:

Cookies propias son las generadas por cada sitio web una vez que lo visitamos. Pueden ser de varios tipos y permiten optimizar la experiencia del usuario en una página web.

Cookies de terceros son generadas por proveedores o servicios externos a una web. Recopilan datos de uso, de preferencias u otros datos estadísticos muy diversos.

La normativa para la protección de información en la UE (GDPR) y el California Consumer Privacy Act (CCPA) han acelerado la eliminación de las cookies de terceros dado que esta información se puede considerar privada y su uso, en según qué casos, cuestionable.
En principio el uso de cookies de terceros se utilizó para beneficio del usuario y del propietario de la página web. Por ejemplo: publicidad segmentada. Sirve para facilitar la búsqueda de artículos para el comprador y el vendedor obtiene mayores ventas.

La eliminación de las cookies de terceros, por tanto, significa un nuevo paradigma en la publicidad digital. Supone un cambio total en la manera que las marcas conectan con el potencial comprador.

Serán pues las marcas las principales afectadas con este cambio, dado que no podrán contar con la información que permite segmentar. Tampoco será posible rastrear el comportamiento digital de los usuarios en una página web.

¿Cómo podemos adaptar nuestro marketing en el nuevo paradigma?

1.- Actualizar nuestra estrategia digital.

La segmentación será contextual. Ofrecer un mensaje oportuno al usuario que nos determine ciertos aspectos mediante su comportamiento digital.

2.-  Actualizar nuestra estrategia de cookies propias.

Datos como el nombre, correo, teléfono, comportamiento en nuestra web, etc. Serán claves para personalizar la experiencia y afinar nuestros objetivos. 

3.- Utilizar alternativas de medición.

Las APIS se consolidan como una alternativa fiable a la hora de conocer a nuestra audiencia. Integrar data online y offline también nos ayudará a la hora de conocer mejor nuestra audiencia.

Si necesitas más información sobre las cookies no dejes de seguir nuestro blog o, directamente, escríbenos.