Seleccionar página

Las 2 limitaciones principales que te impiden cerrar y hacer cualquier venta son: Temor al fracaso y temor al rechazo

 

El temor al fracaso es un obstáculo compartido con la mayoría de los clientes. De hecho es la causa principal por la que los clientes no compran. Entonces lo mejor que puedes hacer es generar confianza y credibilidad, así reduces el temor del cliente y el tuyo también.

El temor al rechazo, a que un cliente te diga que no. Aquí tienes que tener claro que en las ventas la realidad es que te rechazarán muchísimas veces. La regla es que el 80% de las visitas terminará en un no. Así que aquí viene la pregunta ¿Cuánto tiempo dedicas a vender? Nos referimos a tiempo real, no a jornada de trabajo.

Imagina que te damos un listado de cincuenta clientes y te garantizamos que si los visitas en el plazo de 24 horas el 90% de ellos va a realizar una compra. ¿Qué harías? El plazo es solo de 24 horas.
¿A qué hora empezarías? ¿Cuanto tiempo dedicarías al café, a la comida, a hablar por teléfono o mirar el correo y el móvil?

Si no tuvieras temor al rechazo y se te garantizar un alto nivel de ventas, estarías la mayoría del tiempo visitando posibles clientes.

¿Tienes el corazón en un puño cuando comienzas a vender  O te ha latido tan fuerte que piensas que se te va a salir? ¿Te sientes nervioso de alguna manera? Pues queremos decirte que eso viene únicamente de tus ideas sobre ti mismo y como te juzgas a la hora de vender.  Y esos miedos son tu mayor enemigo.

Puede que pienses que eres malo cerrando ventas, o detectando necesidades y la sola idea de hacerlo hará que tu corazón lata con fuerza o que se te quede la mente en blanco.

La buena noticia es que las creencias que te limitan no provienen de los hechos ni de la realidad. Las creencias limitantes se desarrollan a una edad muy temprana. Imagina que juegas por primera vez al fútbol y te sale mal, si te dicen que eres muy malo y no vuelves a jugar te pasarás el resto de tu vida diciendo que eres malo jugando al fútbol, sin ni tan siquiera intentarlo. Te estarás diciendo “que no eres bastante bueno”

Tu autoestima es la clave que determina tu éxito en las ventas y tus ingresos.

¿No nos crees? Pues aquí va una estrategia efectiva para cerrar más ventas: Prueba a hacer una venta después de haber cerrado una venta. Te sientes mucho mejor, más cómodo y más eficaz. Serás más persuasivo justo despúes de logar una venta que en cualquier otro momento.

No es que haya cambiado el mercado, el cliente o el producto. El único que has cambiado eres tú, tu actitud.

En ventas el éxito genera éxito.

Si quieres podemos ayudarte y crecer juntos.

Isabel Misas
Consultora de empresas
Grupo la Nao